Embarazo adolescente y sus riesgos

 en Sexualidad y Salud
Comparte este contenido:

De acuerdo con cifras del INEGI, México muestra altos índices de embarazos en adolescentes, en edades muy tempranas que fluctúan entre los 10 y los 19 años. El 23% de estas jovencitas inician su vida sexual antes de los 15 años y anualmente se reportan alrededor de 340 mil nacimientos de niños nacidos de madres menores de edad. Aunque la mayoría de estos casos se presentan en zonas rurales y de extrema pobreza, es evidente que este fenómeno se ha extendido rápidamente a todos los niveles.

Según datos estadísticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México, 48.5% de los embarazos no planeados ocurre en mujeres adolescentes de cuyos casos, 50% terminan en un aborto y contrario a lo que se podría pensar, 54% de los casos fueron de mujeres que sí emplearon un método anticonceptivo, pero lo aplicaron de forma incorrecta. También se ha evidenciado que más del 60% de las mujeres no utilizan un método anticonceptivo en su primera relación sexual. Lo más alarmante de todo esto, es que una de cada diez muertes maternas se presenta precisamente en este segmento de jóvenes entre los 10 y los 19 años.

Lo que es una realidad, es que en la actualidad los jóvenes inician su actividad sexual en edades cada vez más tempranas, lo que conlleva una serie de riesgos que van desde la transmisión de enfermedades, el embarazo y hasta la muerte de la madre o el bebé por complicaciones durante la gestación o el parto.

Así mismo, los bebés que nacen de madres adolescentes con frecuencia presentan anemia, bajo peso, malformaciones y diversos síndromes derivados de la poca madurez y desarrollo de los órganos sexuales de la madre.

El embarazo adolescente origina también una serie de problemas asociados para las jóvenes como: ser madres solteras, pues la mayoría de los padres no se hacen cargo de su paternidad; el abandono escolar, el rechazo social, carencias y dificultades económicas, entre otros; todos ellos ocasionados por la poca experiencia de estas chicas, pues de forma abrupta dejan de ser niñas para convertirse en mamás.

Con el fin de prevenir el embarazo adolescente, lo más importante es la educación, entendiendo que los adolescentes tienen el derecho a la salud sexual y reproductiva y a elegir el método anticonceptivo que mejor les convenga; por ello lo recomendable es proporcionarles toda la información y acompañamiento que se requiera para que puedan tomar decisiones más acertadas, empleen correctamente los métodos anticonceptivos y vivan una vida sexual plena, satisfactoria y segura.

 

Referencias

Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes. Instituto Nacional de las Mujeres. 7 de enero de 2019.

México primer lugar de embarazos en adolescentes en AL, El sol de México, 28 de noviembre de 2017.

Pese a reducción de embarazos adolescente, México ocupa el primer lugar en OCDE. Excelsior, 21 de noviembre de 2017.

Gráfico: El embarazo adolescente en México, en cifras. 7 de diciembre de 2013.

Embarazo adolescente. Revista pediátrica electrónica. Faculta de medicina de la Universidad de Chile.

Últimos Artículos

Deja un Comentario