¿Cuál es el método anticonceptivo adecuado para mi?

Si tu vida sexual va a ser activa, es importante que uses un método anticonceptivo; cuando todavía no se tiene una pareja estable, es recomendable el uso del condón para prevenir enfermedades de trasmisión sexual, además de prevenir embarazos no planeados.

En el mercado hay una gran cantidad de métodos anticonceptivos, pero no existe uno mejor que otro: cada uno tiene distintas características; lo importante es que cuando se decida usar un método anticonceptivo regular se acuda a un médico y sea él, el que recomiende y decidan juntos cuál es el método anticonceptivo indicado de acuerdo a sus condiciones personales, a sus necesidades y a sus preferencias.

Las técnicas anticonceptivas modernas buscan evitar el embarazo afectando al óvulo, al espermatozoide, la unión del óvulo y el espermatozoide o la implantación.

Su eficacia está determinada por su capacidad de prevenir el embarazo, pero depende de diferentes componentes, entre los que están:

Uso Correcto

Se refiere a la confiabilidad del método cuando se usa de manera correcta. Es la medida de eficacia biológica inherente en circunstancias ideales.

Uso Típico

Es la medida de confiabilidad del método que se observa entre los usuarios, tomando en cuenta errores, omisiones y descontinuación del uso.

Diferentes Métodos

La inhibición de la ovulación es el mecanismo principal de acción de los anticonceptivos hormonales, que actúan sobre regiones del cerebro (hipotálamo e hipófisis) inhibiendo la función de los ovarios.

Prevenir que los espermatozoides penetren al útero y alcancen al óvulo es la base de los métodos masculinos de barrera, que incluyen la técnica antigua y aun ampliamente utilizada del coito interrumpido (retirada antes de la eyaculación), así como el método simple y muy usado del condón.

Las mujeres emplean medios para impedir el paso de los espermatozoides, como el diafragma vaginal y la tapa o capuchón cervical. Pueden usarse solos o en combinación con espermicida que tienen propiedades físicas que impiden el movimiento del espermatozoide.

La abstinencia periódica previene la unión del óvulo y el espermatozoide al no permitir la relación sexual durante el periodo de ovulación (días fértiles).

Los dispositivos intrauterinos (DIU) intervienen con la implantación del óvulo fecundado y adicionándoles un sistema hormonal tienen otros efectos importantes en la prevención el embarazo, también intervienen en el paso de los espermatozoides.

Algunos métodos pueden tener más de un mecanismo de acción, lo que aumenta su confiabilidad. Esto puede ser impidiendo el paso de los espermatozoides, cambiando la consistencia del moco cervical y alterando el endometrio normal para hacerlo menos favorable a la implantación.

La anticoncepción quirúrgica en la mujer (ligadura de trompas o salpingoclasia) y en el hombre (vasectomía) son métodos permanentes altamente confiables.

La elección del método anticonceptivo depende de muchas características, por eso es muy importante consultar a un médico especialista para que sea él, quien, con base a los antecedentes de cada persona y la mayor conveniencia, indique el más adecuado.